Las propuestas de Abinader se han quedado en anuncios que no se han concretado

Santo Domingo.- El partido Fuerza del Pueblo aseguró que, “la estrategia de transferir recursos a la población más pobre, iniciada en las gestiones de gobierno de Leonel Fernández, ha sido objeto de un verdadero desmantelamiento institucional y convertida en un instrumento para fines electoreros”.

Las afirmaciones de la Fuerza del Pueblo se produjeron en una rueda de prensa encabezada por el secretario general de la entidad partidaria Antonio Florián (Peñita), donde fungió como vocero Onofre Rojas, titular de la Secretaría de Implementación de Políticas Sociales de la FP.

“Nuestro partido Fuerza del Pueblo cuestiona el desmantelamiento de los programas de protección social por parte del gobierno, creando un ambiente de incertidumbre entre los hogares que reciben el beneficio de estos programas, sobre todo del denominado SUPÉRATE, anteriormente conocido como SOLIDARIDAD”, indicó Rojas.

Al leer un documento, Rojas dijo que: “De un gabinete social destinado a coordinar las entidades que conforman el cuerpo institucional responsable de los programas de transferencias monetarias y el seguimiento a los hogares beneficiarios, se ha convertido en un aparato disperso y sin una carta de ruta que garantice que los recursos invertidos en estos programas, contribuyan en la mitigación de la pobreza”.

Resaltó como hechos más relevantes:

El Sistema Único de Beneficiarios -SIUBEN- pasó a partir de enero del presente año, a formar parte del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo, MEPyD, asumiendo tareas más generales, dejándose de lado como instrumento de elegibilidad de los hogares para los programas sociales. Esto ha dado paso a la discrecionalidad de los responsables de los programas, para incluir hogares que no califican para recibir los beneficios;

La Administradora de Subsidios Sociales -ADESS-, no está asumiendo su rol de gestión del Sistema Dominicano de Subsidios Sociales, más bien, actúa como una entidad ajena a los programas sociales, dejando a los programas como Supérate y usuarios sin respuestas oportunas para solucionar problemas en el uso del instrumento de pago o en la detección temprana de potenciales fraudes a los titulares de las tarjetas. Como sucedió con el fraude de más de 150 millones de pesos a la tarjeta Supérate, que al día de hoy no se le ha dado una explicación lógica;

SUPÉRATE, mientras el ente de gestión de los hogares, responsable del seguimiento al cumplimiento de condicionalidades, de las capacitaciones para que los jefes y jefas de hogares puedan superar su dependencia de la acción del Estado se ha convertido en una entidad dispersa, sin propósitos claros, improvisando acciones que le tornan infuncionales; sobrepasa los tres mil millones de pesos para sus gastos de personal y de operaciones, duplicando el personal de pasadas administraciones.

Igualmente, la Fuerza del Pueblo criticó que, “se nota mucha improvisación en ciertas medidas que aparecen de repente, como es el caso de un supuesto programa que han denominado DEL CAMPO AL COLMADÓN. El presidente luce muy diestro en etiquetar los programas y en crear siglas, pero no tenemos ninguna evidencia de la sustentación de dicho programa”.

Rojas dijo que a la Fuerza del Pueblo le asaltan las dudas como es el caso de que DEL CAMPO AL COLMADÓN se pretenda llevar a cabo a través del Bagrícola, “¿Por qué no usar la Red de Abastos Social (RAS), la cual trabaja con más de seis mil (6,000) colmados y supermercados a nivel nacional, en base a toda una experiencia ganada durante los años en que se han implantado los programas de protección social en el país?”.

Indicaron además que, “Las propuestas del presidente Abinader, se han quedado en anuncios que no solamente no se han concretado, sino que han agravado la situación social del pueblo dominicano ante la ineficacia, la improvisación y la falta de transparencia; lo cual ha dado como resultado el retroceso expresado en la desarticulación de las instituciones que conformaban el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales”.

Aseguran que, “Una gran cantidad de dominicanos y dominicanas, están regresando a la situación de pobreza, víctimas del proceso inflacionario, y por la falta de oportunidades de nuevos y más formales empleos”.

La Fuerza del Pueblo demandó del gobierno del PRM:

Colocar información en línea que permita orientar a toda la población interesada sobre la situación real, la evolución y logros de los programas sociales;

Organizar los programas de protección social, de modo que los aportes fiscales del Estado con esas inversiones resulten de provecho para los hogares en situación de vulnerabilidad, siempre considerando el peso del proceso inflacionario;

Adoptar medidas que permitan dar cuenta del cumplimiento de las condicionalidades por parte de los hogares beneficiarios, como instrumento que permita monitorear la efectividad de los programas en el incremento del Capital Humano;

Tomar todas las medidas necesarias para eliminar la dispersión de programas y concentrar esfuerzos en mitigar la situación de hambre de los hogares pobres de la República Dominicana.

Secretaría de Comunicaciones
Fuerza del Pueblo